Quiroga intenta superar el triple bloqueo alemánEn un desarrollo de partido cambiante, irregular, la Selección Argentina no pudo imponerse en el primer juego del quinto weekend de la Liga Mundial. En el Max-Schmeling-Halle de Berlín, el equipo nacional perdió con Alemania por 3-1, con parciales de 25-18, 17-25, 25-15 y 25-17. Ambos capitanes fueron las principales referencias de sus equipos: Robert Kromm por el local (además, goleador del partido) y Rodrigo Quiroga en Argentina. Este jueves, a las 14:30 (hora argentina) y por ESPN+, la revancha.

Alemania se escapó a 4-8 y 5-10, con la ya habitual presión de saque y ataque de György Grozer, y algunas fallas en el servicio argentino, en la búsqueda de apretar. Argentina reaccionó con más defensa y Federico Pereyra (11-13), pero Raúl Lozano pidió tiempo y frenó la arremetida. Después del segundo técnico, que llegó en 13-16, la Selección siguió teniendo chances de contra, pero no tuvo la eficacia suficiente. Alemania se puso 16-21 y tuvo un cierre a puro bloqueo (4-0 para el local en el set), para estirar y cerrar en 18-25.
Demián González y Lucas Chávez vieron cancha en el nacimiento del segundo y el armador bloqueó para una mínima ventaja en 8-6. Quiroga abrió la brecha en un punto más, pero un par de errores ofensivos marcaron el 10-10. Grozer, sin embargo, devolvió gentilezas y los tres para Argentina volvieron (13-10 y 16-13), momento en que el partido entró en un tramo de mucho volumen, con varias buenas intervenciones de Pablo Meana en defensa. El juego argentino se regularizó y apareció además el bloqueo: Quiroga y González se anotaron (16-22). Un error local marcó el 25-17.
Una bomba de saque de Gabriel Arroyo marcó el primer punto por esa vía para Argentina, pero Alemania así y todo tomó la delantera en el tercero (6-8). El local se escapó a 10-15 con su contraataque (sumaron Kromm y el ingresado Schwarz por la punta) y la diferencia fue demasiado amplia para la Argentina. Un duro remate por la paralela de Grozer marcó el 13-20 y desató un tiempo de Javier Weber, pero al regreso el opuesto fue actor protagónico del cierre del set. Otro palo, un bloqueo y un toque para el set ball (14-24), y un primer tiempo de Marcus Böhme para el 15-25.
El ataque argentino se vio condicionado por el saque y el bloqueo (muy activo este último) local, y en ese panorama Alemania sacó una nueva ventaja por 4-8, pero entró en un bache y Argentina lo aprovechó para el empate en 9. No duró la ilusión del tie-break, porque Grozer se metió de nuevo en partido y sumó para mandar las cosas 11-16 al segundo descanso. Esos cinco puntos de diferencia se mantuvieron irreversibles: por 15-20 se metió el partido en la recta final. Kromm pegó una vez más para el 17-25 final.
Síntesis
Alemania (3): Patrick Steuerwald (2), György Grozer (15); Marcus Böhme (8), Max Günthör (6); Denis Kaliberda (2), Robert Kromm (17). Líbero: Ferdinand Tille. Entrenador: Raúl Lozano. Ingresaron: Manuel Rieke, Jochen Schöps (2), Sebastian Schwarz (7), Lukas Bauer (1).
Argentina (1): Nicolás Uriarte (1), Federico Pereyra (7); Martín Blanco Costa (6), Gabriel Arroyo (4); Javier Filardi (7), Rodrigo Quiroga (13). Líbero: Pablo Meana. Entrenador: Javier Weber. Ingresaron: Demián González (4), Lucas Chávez (4), Cristian Poglajen, Sebastián Solé (1), Gastón Giani.
Parciales: 25-18, 17-25, 25-15, 25-17
Árbitros: K. Kim (KOR) – N. Shaaban (EGY)
Estadio: Max-Schmeling-Halle, Berlín

Fuente: FeVA – Foto: FIVB

]]>