You are here:--Julio Velasco ofrendó un aluvión de experiencias y conocimientos

Julio Velasco ofrendó un aluvión de experiencias y conocimientos

Julio VelascoEl prestigioso entrenador argentino Julio Velasco subyugó este lunes a casi un centenar de entrenadores de Mar del Plata y la zona, profesores de Educación Física, dirigentes deportivos, jugadores y hasta representantes de otras disciplinas en una exposición inédita desarrollada en uno del salones del Club Atlético Once Unidos, entidad donde juega como local Buenos Aires Unidos en la Liga Argentina de Vóleibol Tarjeta Nativa Nación.

Precisamente, la dirección del equipo “naranja y negro”, en forma conjunta con la Secretaría de Deportes de la Provincia de Buenos Aires, la Federación Bonaerense, la Asociación Marplatense (AMV) y el Emder, impulsaron esta iniciativa que tuvo una muy buena recepción en el ámbito deportivo de la ciudad.

Si bien la capacidad y los conocimientos de Velasco están fuera de toda duda y su claridad dialéctica no tiene fronteras, de todos modos el entrenador que ganó todo con el seleccionado italiano provocó un efecto de enorme respeto y atención durante las dos horas (insuficientes por cierto para canalizar tantas consultas) de ida y vuelta.

El entrenador de Buenos Aires Unidos, Waldo Kantor, quien fue dirigido por Velasco, lo presentó como “alguien muy entrañable, que excede los títulos y logros que acredita” y de quien admira “su capacidad para transformar las realidades existentes a partir de convicciones muy firmes, trabajo y rigurosidad de conceptos”.

Abrió la reunión Jorge Rapaport, director general del proyecto Buenos Aires Unidos, quien valoró “el esfuerzo de Julio para ponerse a disposición sin ninguna exigencia” y agradeció el “apoyo del Emder y la Secretaría de Deportes. Previo a la jornada de trabajo que vamos tener con los consejeros de la ACLAV, surgió la idea de no perder esta oportunidad para que la familia del vóley marplatense y zona pudiera disfrutar de sus experiencias y conocimientos”.

Con humildad y sencillez, Velasco efectuó una introducción en la que ubicó como uno de los motivos por haber aceptado esta convocatoria a la buena costumbre de preguntar. “Se suele dar por descontado que gente que conoce de vóley y está en el tema, tiene que tomar decisiones a diario y lo hace desde su experiencia. Y no tiene por qué ser así. A mí me provocó cierto asombro y al mismo tiempo placer que gente que sabe de vóley se haya preocupado por preguntar para tener otras opiniones. No es una práctica habitual, pero debería serlo. Y se puede aplicar no sólo al vóley, sino a la vida”.

A continuación, se detallan algunas de sus reflexiones imperdibles:

“A veces comparamos y nos olvidamos de ciertas cosas. Antes de radicarme en Italia, en Argentina hice la escuela primaria, la escuela secundaria, cinco años de Universidad más tres años del Instituto de Educación Física. Todo sin poner un peso. Gratis. Y esto que nosotros damos por descontado, no es así en muchas partes del mundo”.

“La ventaja que tenemos los argentinos es una pasión extraordinaria que ha generado lo que yo llamo el milagro del vóley argentino, que nos ha permitido superar cuantas situaciones críticas se recuerden”.

“Las preguntas que tienen respuestas más obvias, muchas a veces son las que más nos hacen pensar”.

“A ustedes Waldo les dijo que era el entrenador más influyente en el vóleibol argentino, que he originado numerosos debates y espíritu crítico, pero en realidad, a mí me dice que soy un gran generador de quilombos”.

“¿Qué es un buen jugador? Aquel que interpreta la situación que se le presenta para resolver. Es decir, que las jugadas no son como deberían ser, sino directamente como son. Yo lo llamo Principio de la Realidad”.

“Es muy importante no entrenar siempre sobre situaciones ideales. Porque después, en un partido, cuando se presentan de otra manera, no tenemos una solución”.

“La técnica es fundamental en un deporte como el vólei
bol, a condición de que se use correctamente como instrumento para la solución de una situación que el jugador supo interpretar”.

“Es mejor enseñar o practicar la técnica en las condiciones más parecidas posibles a un juego real”.

“Está comprobado que ninguna computadora soportaría la cantidad de operaciones que procesa el cerebro humano cuando una persona juega a algún deporte”.

“Si yo tuviera un hijo que jugara al vóley le diría que se especialice en recepción. No abundan los receptores y quienes lo hacen bien, tienen contrato seguro en cualquier lado. Hay un enorme problema generalizado. ¿Por qué? Porque es muy aburrido entrenar la recepción. Entonces, soy de la idea de incorporar la práctica de la recepción en todos los ejercicios con la pelota”.

“La gente que trabaja con chicos en Argentina debería estar muy orgullosa. Porque puedo asegurar que ese tipo de trabajo no se hace en otros países, salvo en Brasil. La actividad aquí es poco común, mejorable como todas las cosas, pero aún así de muy buen nivel. No lo digo yo, sino mucha gente de otros países que ha venido a dar cursos. Acá hay cosas que están bastante claras y en otros lados, no”.

“Suele cometerse el error de casi descartar a chicos que no juegan demasiado bien porque se piensa que ‘no van a llegar’. Eso está mal. Hay que captar a la mayor cantidad de jugadores posible. Y si se puede, poner horarios para que los padres o las madres también vayan a jugar al vóley. Porque esa es la gente que después prende el televisor para ver vóley o van a la cancha. No podemos quedarnos sólo con los jugadores que creemos ‘van a llegar’. Hay que tener un pensamiento más abierto y abarcativo”.

Fuente y Foto: Prensa Buenos Aires Unidos / ACLAV

By | 2018-04-28T18:21:00+00:00 marzo 2nd, 2011|Categories: Consejos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment